sábado, 14 de septiembre de 2013

Cosas que odio

"No hay huevos". Por favor, un peta a mi salud, si pensáis como yo: Esta frase está hecha para rendir al prójimo a los deseos de uno, no es que no me atreva, si es por necesidad hasta me interpongo entre un Nasgul y su presa, pero tiene que ser si quiero, no porque me piques con esas tres palabras. Siempre hay gente que lo hacen aunque no quieran, esos no se merecen ni presenciar el fin del mundo, así que a esos no les deis ninguna calada. Hacedlo por mí.
Todos en el más absoluto silencio y el susurro de las hojas conspirando contra nosotros:
- El viento corre a nuestro favor.
+ Pero los anticiclones nunca son eternos.
- Por eso hemos de actuar mientras nos sean gratos los instantes.
Y tras una tenue niebla imperceptible:
-3 Eso sólo son las hojas movidas por el viento.
-4 ¿Y qué es el viento sino aire en movimiento? ¿Qué son las hojas sino fruto de la vida?
-5 Recuerdame que me tienes que dar el número de tu camello.
-1 Sí, eso ha estado fuera de lugar y lo que estamos decidiendo aquí es si ir a buscar a Pedro o no.
-4 Sé que ha estado fuera de lugar, pero vosotros pensad qué sería de nosotros sin agua. Yo opino que vayamos a buscarle, tenemos una garrafa, sobrevivimos.
-5 No hagáis de esto un drama, vayamos y punto.
-6 Yo vi una peli anoche y me dio mucho miedo, pero ya no lo tengo.
-5 Me alegro de que te hayas hecho fuerte y valiente.
-1 Si entráis, yo me quedo aquí a esperaros.
-4 Como quieras, pero recuerda que los miedos no te dejan vivir y disfrutar, hay que convivir con ellos por la ventaja de tenerte siempre en alerta, pero si te quedas aquí y no vienes con nosotros te perderás una gran aventura.
-5 ¿No tienes agallas?
-3 Es su elección, déjale en paz y vayamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario